Don Paco Ruiz

El otro día papá me dejó en el “Olivino” con los abuelos y los primos. Me gusta mucho el verano, hace mucho calor y nos dejan ir todos los días a la playa, y todo es muy bonito. Y no porque no tengo que ir a clase, o porque ya no tengo que ponerme el uniforme del cole todos los días. Es que me gusta mucho cambiar de casa (el “Olivino” es muy muy bonito y grande, y dormimos todos los primos juntos en el cuarto de las literas y nos lo pasamos muy bien), vivir con los abuelos y con los primos es muy divertido, además la abuela nos compra siempre todo lo que le pedimos (mamá nunca me compra todo), nos hace pan frito por las mañanas (pero no se lo podemos decir a nuestros papás porque engorda mucho y le reñirían a la abuela) y nos deja jugar en el jardín hasta muy tarde muy tarde (eso también es un secreto). Por eso, me pongo muy contenta cuando llega el verano.

Sólo hay un ratito del día en que la abuela se pone más seria, y es cuando viene el amigo del abuelo, se llama Don Paco Ruiz. Y viene todos todos los días después de desayunar, así que tiene que vivir cerca de casa, porque si no vive cerca de casa entonces tiene que andar mucho, y es mayor y lleva bastón, y el pelo blanco (porque tiene que tener muchos años), y también unas chanclas muy feas y que tienen que ser muy muy incómodas. Se le ven los pies arrugados (y muy feos), como cuando nos pasamos toda la tarde en el agua y el abuelo nos riñe porque se nos hacen “garbancitos” los dedos, pues así pero por todo el pie. Y unas piernas muy flacas, si viniera de muy lejos, no aguantaría. Por todas esas cosas, creo que tiene que vivir cerca.

Pues ese señor debe ser muy importante, porque la abuela dice que nos tenemos que portar muy bien con él, y no molestarle y ser educados. Cuando él llega, le saca una silla de las de cojín (que son más cómodas) y la pone al lado de la del abuelo, que ya está allí sentado desde que se levanta, leyendo el periódico, y tiene mucho cuidado para ponerle la silla a la sombra, porque hace mucho calor y él es muy mayor y creo que a los mayores les agobia el calor mucho. También nos dice que es muy serio con todo el mundo y que no tenemos porqué asustarnos si nos mira raro o no juega con nosotros. Y no sé porqué lo dice, no entiendo a la abuela algunas veces. Será que a Don Paco Ruiz no le caen tan bien los abuelos, porque con ellos es serio (y es verdad, porque a veces los espío y habla todo el tiempo de cosas del telediario y grita muy enfadado cosas como: “¡Qué mal está el mundo!”, y cosas así, muy enfadado), pero cuando llegamos mis primos y yo él siempre sonríe, y a mi prima Ana y a mí nos dice que somos muy guapas y muy lindas, y que cada día estamos más altas (aunque yo más, ya le saco tres dedos a Ana) y que nos parecemos cada vez más a la abuela (mamá dice que la abuela era muy guapa de pequeña). Por todo esto, creo que Don Paco Ruiz es un señor muy simpático.

Me gusta acercarme también cuando estoy sola y mis primos se han ido a la playa antes (para preparar las bolas de la guerra de arena). Me gusta mucho escuchar al abuelo y a Don Paco Ruiz, pero un ratito sólo. No sé muy bien qué dicen pero siempre que me acerco mi abuelo se enfadada mucho porque lo miro fijamente y Don Paco Ruiz se ríe conmigo (con el abuelo, si están solos, siempre está serio) y me da un caramelo para que me vaya. Siempre es lo mismo, pero es divertido. Y, algunas veces, cuando ya se tiene que ir y yo estoy jugando en el césped, salgo a la puerta del “Olivino” para decirle adiós con la mano (la abuela lo hace cuando vienen papá y mamá a recogerme), pero sólo un ratito porque una vez me quedé esperando hasta que dobló la esquina y me aburrí mucho porque fue un montón de tiempo. Es que anda muy despacito, yo creo que son las chanclas y el bastón que le hacen ir lento. Y no me gusta mirarlo de espaldas porque es raro cuando lo miro por detrás. Tiene un pequeño bulto en la espalda que debe tenerlo porque ya es muy mayor, y debe pesarle un montón, porque va con la cabeza agachada y mirando al suelo, y me pone un poco triste verlo irse solo y así. Yo siempre voy con los primos o con la abuela a los sitios. Por todo eso, y aunque dice que tiene una hija y una nieta (pero me ha dicho que no tan guapas como mi prima Ana y yo) yo creo que está un poco solo.

Lo único bueno cuando se va es que la abuela vuelve a dejarnos hacer toooodo lo que queremos, y eso es más divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s